«Sabor a familia», la marca de corazón salesiano

En la mañana del 3 de mayo llegaba el Rector Mayor de la Congregación Salesiana a Taco, una de las entidades de población que forman el municipio de San Cristóbal de La Laguna, para reunirse con más de 200 jóvenes destinatarios de la labor de la Fundación Don Bosco en Canarias.

por | 3 May 2023, 3:00 pm

Foto de familia de la visita de D. Ángel Fernández, Rector Mayor de los Salesianos, a la Fundación Don Bosco en Tenerife

El Rector Mayor de los Salesianos, el español Ángel Fernández Artime (Gozón-Luanco, Asturias, 1960) se desplazó hasta Taco (Tenerife), una de las entidades de población que forman el municipio de San Cristóbal de La Laguna, en una visita enmarcada en el 75 aniversario de la labor salesiana en La Orotava, para conocer la labor que la Fundación Don Bosco realiza en Canarias. Durante su recorrido institucional pudo acudir a la sede territorial para dialogar con más de un centenar de educadores y educadoras que desempeñan su labor en esta entidad salesiana.

Durante su encuentro, en el que estuvo arropado por Juan Carlos Pérez Godoy, Consejero para la Región Mediterránea, Ángel Asurmendi, Provincial de la Inspectoría, Ignacio Vázquez de la Torre, director general de la Fundación Don Bosco, junto a Paco Ruiz y Paco Jaldo, directores salesianos en la isla, pudo conocer los proyectos de atención residencial, socioeducativos y de inserción sociolaboral que la entidad salesiana lleva a cabo entre los jóvenes en riesgo gracias a una metodología propia: el Sistema Preventivo. Este modelo, presente en tres comunidades autónomas a través de más de 160 proyectos sociales de la Fundación Don Bosco, se caracteriza por la educación integral y el acompañamiento personalizado, con la persona como protagonista de su proceso y en clima de familia.

Seguidamente pasó a tener un momento especial con los auténticos protagonistas: más de 100 jóvenes destinatarios de los proyectos que esperaban impacientes escribiendo mensajes dirigidos a Don Ángel junto a un gran corazón que presidía el patio con la frase: “Sois unos ladrones. Me habéis robado el corazón”.

Bamba, joven procedente de Senegal, compartió su testimonio de vida para romper el hielo y narró cómo descubrió el trabajo de la fundación y a ‘Don Bosco’.

Asari, Begoña, Tayloa y Mustafa recogieron el testigo y pusieron a prueba a Don Ángel con sus cuestiones. ¿Cómo ‘se engancha’ a un joven que conoce a los Salesianos y decide quedarse?, ¿qué siente al tener la responsabilidad de suceder a una persona como Don Bosco?, ¿qué se le puede aportar a los jóvenes con este trabajo?, ¿qué se le puede decir a un joven que está en la calle buscando una salida? fueron algunas de las cuestiones a las que tuvo que enfrentarse dejando claro que ​el «sabor a familia» es la marca de corazón salesiano. 

“Porque amo de verdad a los jóvenes dije que sí. Esa es la mayor paz que tengo como Rector Mayor. Ser el sucesor de Don Bosco es algo muy bonito. Ninguno de los diez sucesores, como se han recogido en diferentes cartas, nos hemos sentido dignos de este servicio. Don Bosco es demasiado grande con un corazón lleno de amor por Dios y la juventud. Me siento pequeño, pero intento que, junto a todos los que formamos la familia de Don Bosco, hacer realidad su sueño”  hoy día, explicaba sintiéndose feliz sabiendo que este es un servicio muy bonito ‘que terminará’ y que estará disponible a su conclusión a la indicación del siguiente sucesor.

“Los sueños que tenéis, los grandes valores que van con vosotros y el creer en vuestras propias posibilidades es el verdadero desafío”, insistía poniendo el foco en lo esencial y lo importante, en la persona del joven. Un verdadero reto al que los presentes se comprometieron a recoger el guante.

“A los educadores les digo que, entre todos los jóvenes que nos podemos encontrar, los más vulnerables, aquellos que están en situaciones de riesgo, los que se encuentran en la calle; todo lo que podamos hacer por ellos será nuestra prioridad”, expresaba.

Tras las preguntas se le hizo entrega de un regalo en forma de canción a cargo de Rocío y José Alberto que le dedicaron el tema ‘Corazón Salesiano’ de Nico Montero.

El encuentro se cerró, tras el emocionante testimonio del salesiano Pepelu Aguirre, con la entrega del corazón que le ‘robaron a Don Bosco’ con un vídeo con un usb cargado de mensajes y sueños. “Muchas gracias don Ángel por este rato”, concluía Ignacio Vázquez, para finalizar con la bendición del Rector Mayor.