La Fundación Don Bosco en Huelva: «25 años luchando por los intereses de un colectivo vulnerable no deja de ser un regalo diario»

Desde la Fundación Don Bosco en Huelva se encargan en trabajar por la promoción y pleno desarrollo de la infancia, la adolescencia y la juventud en situación de desigualdad social

por | 19 Feb 2024, 11:00 pm

Participantes en los talleres de la Fundación Don Bosco en Huelva | Fundación Don Bosco

Por Huelva 24

Desde Fundación Don Bosco se encargan en trabajar por la promoción y pleno desarrollo de la infancia, la adolescencia y la juventud en situación de desigualdad social. Además, la entidad forma parte de la Inspectoría Salesiana y atiende a las necesidades de sus familias y otros colectivos. En octubre de 2023 cumplieron 25 años, para los que tienen pensado hacer actos conmemorativos para continuar dando visibilidad a la fundación y a la población joven durante este año.

«Cumplir 25 años es un regalo, el saber que somos referente para muchos chicos y chicas de la provincia de Huelva y que nos sigan teniendo presente en su día a día aun cuando se han emancipado, para mí es un regalo» asegura Teresa Borrero, directora de la Fundación Don Bosco en Huelva. Actualmente, cuentan con un equipo de 33 trabajadores en la sede social de Huelva, desde la que en 2023 atendieron a 1975 personas y 310 personas encontraron empleo.

 

Residencia, educación e inserción laboral

Desde la fundación se centran en jóvenes en riesgo de exclusión social, pero son conscientes que una vez que empiezan a conocer a una persona que necesita atención, se amplía el círculo a la familia y otros ámbitos.

«En muchas ocasiones, llegan a la sede jóvenes que buscan un trabajo. Una vez comenzamos a hablar con ellos, nos damos cuenta de que hay muchas carencias por resolver (de vivienda, alimentación o familia, entre otros) y vemos que la inserción laboral está casi al final de la trayectoria.

En la Fundación Don Bosco, trabajamos tres áreas principalmente: la residencial, la socioeducativa y de inserción laboral. A través de ellas, trabajamos con la persona de forma integral y cuando comenzamos a ejecutar los proyectos es porque ya hemos detectado por dónde hay que empezar. Una vez se solucionan temas como el idioma y residencia, nos centramos en el tema educativo y de inserción laboral. Hoy por hoy, seguimos trabajando mucho para evitar el rechazo a nivel laboral, y que todo joven tenga la posibilidad de obtener un trabajo digno» señala Borrero.

 

Participantes en los talleres y formaciones de la Fundación Don Bosco en Huelva | Huelva 24

En el caso de los jóvenes ex tutelados que no tienen ningún respaldo familiar, intentan darle cobertura a nivel residencial, para ello, cuentan con el Piso de Autonomía Alonso Vázquez (Huelva) que forma parte de una red de pisos denominada Proyecto Buzzetti. Estos chicos directamente son rechazados por llevar la etiqueta de ‘son problemáticos’, algo que desde Fundación Don Bosco tratan de solventar, y les ofrecen todas las posibilidades para que puedan salir adelante. «Hay muchos que abandonan y otros que lo siguen intentando las veces que hagan falta, somos expertos en dar segundas, terceras y cuartas oportunidades. Cuando el chico descubre que somos familia, no solo una mera entidad, y se empiezan a sentir revalorizados, entonces es cuando empiezan a responder. Hemos tenido casos que han continuado estudios, sacándose el graduado escolar y carreras universitarias».